Los Millares (Santa Fe de Mondújar - Almería)

Bajo Andarax - Los Millares

Los Millares


Los Millares, ubicado en Santa Fe de Mondújar, se ha constituido como el referente histórico más relevante del Bajo Andarax. En este territorio se desarrolló una extensa cultura hace aproximadamente 5.000 años, que hoy en día sigue viva en los muros y ruinas de este enigmático lugar.

En la actualidad los visitantes pueden acercarse a ver los restos antiguos, o ir al Centro de Interpretación para conocer la vida de estos poblados milenarios. Allí se entra en contacto con las viviendas, los talleres donde trabajaban, incluso existen nueve enterramientos y otros signos característicos de su cultura.
 
Los Millares. Cabañas reconstruidas en la zona de interpretación
 
Conocido como Enclave Arqueológico de Los Millares, o Los Millares simplemente, este poblado ha sido calificado como el yacimiento de la Edad del Cobre de mayor relevancia en toda Europa, que data del año 2700 a. C.

Se trata de una fortaleza que mide cuatro metros de alto por 310 metros de ancho, extendida sobre una colina que está custodiada por los barrancos del río Andarax y la rambla de Huéchar. Su altura era indispensable para que los ciudadanos pudieran vigilarar el acceso al poblado.
Dentro de las cuatro murallas de esta ciudad prehistórica, los visitantes tienen la oportunidad de entrar en los espacios de una civilización que se caracterizó por la metalurgia, los enterramientos y la defensa del territorio.

Actualmente existe un Centro de Interpretación que se encarga de contar a los visitantes todos los pormenores de la cultura milenaria que allí se asienta. Asimismo, a través de un recorrido gratuito, los turistas pueden caminar por este poblado entre murallas y bastiones defensivos.

Su altura permite disfrutar de un conjunto de fortines ubicados en las cercanías y dentro están las necrópolis, que funcionaron como tumbas colectivas, en cuevas con pasadizos de piedra donde ocurrían los rituales funerarios.

Los restos arqueológicos indican que en ese territorio se desarrolló una sociedad organizada y bastante avanzada en diversos aspectos, en comparación con otras civilizaciones.
 
Cuenco soles M.A.N.
 
La civilización de Los Millares se estableció en esta zona del Bajo Andarax en la época prehistórica, entre los años 2700 y 1800 a. C. Se cree que habitaron entre 1.000 y 1.500 personas que se destacaron por su agricultura y el desarrollo metalúrgico, como lo indican las herramientas halladas en el yacimiento.

Este poblado construyó un sistema defensivo sin comparación, caracterizado por cuatro líneas de murallas junto con aproximadamente diez fortines y torres semicirculares.
La muralla más avanzada alcanza los 310 metros de longitud y se extiende desde los escarpes del río Andarax hasta la rambla de Huéchar. En la necrópolis se pueden observar más de cien tumbas colectivas que llaman la atención de cualquiera. Cada tumba pasaba a ser el lugar de descanso de los integrantes de un mismo clan, quienes eran enterrados con herramientas, armas, ídolos y demás objetos de su propiedad.

Estos datos dan muestra de que en Los Millares tenía una gran importancia la organización de los muertos, así como la de los vivos. Sus habitantes se dedicaban principalmente a las actividades metalúrgicas, gracias a la cercanía de la Sierra de Gádor, lugar repleto de importantes yacimientos minerales.

De acuerdo con las investigaciones, Los Millares establecieron y difundieron sus costumbres de forma espontánea en la región almeriense y sirvió de enlace entre la Edad de Piedra y la Edad de los Metales. Un punto clave para el progreso de la vida en este territorio árido estuvo en el control del agua, lo cual hizo que se jerarquizaran las estructuras de poder.
 
Los Millares recreacion cuadro
 
Los Millares se caracterizaron por construir diferentes tipos de armas, así como ídolos y herramientas de uso doméstico utilizando la piedra, y agregando accesorios de cobre.

Los amantes de las tradiciones y las civilizaciones prehistóricas tienen en Santa Fe de Mondújar una auténtica joya que merece la pena visitar. Los Millares se conservan casi intactos para que los investigadores y turistas puedan viajar en el tiempo y conocer más sobre esta cultura milenaria.
El recinto arqueológico está abierto de miércoles a domingo por las mañanas y ofrecen visitas guiadas, a través de los restos de la civilización, que tienen una duración de dos horas y media. Allí se entra en contacto con los restos de un pueblo que promovió un modo de vida pionero en el avance de la metalurgia del cobre.

Por último en el Centro de Interpretación se puede disfrutar de la réplica de una zona del poblado donde se reproducen en tamaño original sus estructuras y elementos de la prehistoria.