Blog  »  {{catList[28].label}}  »  El origen de Halloween

El origen de Halloween

30-10-2019    {{catList[28].label}}

Halloween es una celebración de origen pagano que se efectúa cada año en la noche del 31 de Octubre, siendo su nombre una contracción de la expresión “All Hallow´s Eve” o “Víspera de todos los Santos”. Precisamente la fiesta se lleva a cabo un día antes del primero de Noviembre, día en el cual la Iglesia Católica celebra el Día de todos los Santos.

Son varias las versiones respecto el origen de esta festividad y pareciera que no existe una verdad absoluta, si no más bien que Halloween es producto de una mezcla de celebraciones que se llevaban a cabo por esa fecha en distintas culturas y creencias, las cuales adquirieron una configuración hasta llegar a ser la fiesta que conocemos hoy en día.
 
Para ver los vídeos es imprescindible aceptar las cookies de contenido embebido.  ⋅   Configuración Cookies

Para algunos, las raíces de esta celebración se encuentran en el festival celta “Samhaim” que venera el fin del verano y que en Irlanda se realiza al finalizar la temporada de cosechas, marcando el inicio del año nuevo celta confluyendo con el solsticio de otoño.

Se creía que durante toda esa noche los espíritus de los muertos salían de sus tumbas y caminaban entre los vivos, y por ello se realizaban rituales sagrados que buscaban comunicarse con los difuntos, incluso se colocaban velas en las ventanas y puertas para ayudar a los muertos a encontrar su camino.

Otros, sin rechazar la raíz céltica de la fiesta, encuentran el origen de Halloween en la fiesta romana “Feralia”, dedicada al descanso y la paz de los muertos en la cual se realizaban sacrificios y plegarias a los dioses paganos.

Despedida de la cosecha

Lo cierto es que antes de todo esto, a finales de mes de Octubre e inicios del mes de Noviembre, los pueblos Celtas de Irlanda, Escocia y parte de Francia llevaban a cabo la festividad de “Samhain”, la cual celebraba el fin de la temporada de cosechas y el inicio del invierno.

Los druidas o sacerdotes celtas tenían la creencia de que la noche del 31 del Octubre sus poderes aumentaban, llegando incluso a adivinar el futuro, desapareciendo los límites entre el mundo de lo vivos y el mundo de los difuntos, creyendo que las brujas tenían mayor vitalidad e incluso que los fantasmas podían llevarse consigo a los seres vivos.
 
Es por ello que en la noche de “Samhain”, los hechiceros celtas preparaban fogatas y conjuros para alejar a los malos espíritus, mientras que la gente colocaba dulces y comida en las puertas de sus casas intentando agradar a los fantasmas de los muertos para que se fueran contentos y no cometieran las crueles atrocidades que se les atribuían.

Posteriormente llegó el cristianismo a los pueblos Celtas, y con ello los esfuerzos de la Iglesia Católica para hacer desaparecer las fiestas paganas, entre ellas la de “Samhain”, ya que eran consideradas como satanismo. Pese a esto la fiesta no desapareció, si no que se transformó en el día de la víspera de todos los santos “All-Hallows Eve”, actualmente Halloween.
 
Happy Halloween
 
Migraciones hacia América

Posteriormente, a mediados del siglo XVIII, la migración irlandesa comienza a llegar a América conjuntamente con sus tradiciones, costumbres y su Halloween.

Esto se vio reforzado con la segunda oleada de migración de origen céltico que recibió los Estados Unidos a finales del siglo XIX, y es aquí cuando la fiesta de Halloween se mezcla con creencias indias, incluyéndose en la celebración contar historias de fantasmas, la realización de travesuras o bromas y los disfraces utilizados por las personas alegóricos a la celebración.

Con el pasar de los años Halloween se ha convertido en una noche divertida, rodeada de cierto aire de misterio y terror, en la que las personas suelen disfrazarse de brujas, duendes, fantasmas y momias, entre otros; y se piden dulces de puerta en puerta con la popular expresión “Truco o trato”.


Compartir Artículo


   

Últimos Artículos