Blog  »  {{catList[29].label}}  »  10 razones para visitar la ciudad de Almería

10 razones para visitar la ciudad de Almería

12-02-2019    {{catList[29].label}}

La capital de la provincia tiene muchísimo que ofrecerle, desde monumentos y paisajes que saltan a la vista como pequeños secretos que se pudieran pasar por alto.

Almería le brindará recuerdos perdurables. Una vida cosmopolita mezclada con el conservado Casco Histórico, además de un fácil acceso para conocer el resto de esta mágica provincia.

A continuación le presentamos nuestras 10 razones para visitar la ciudad de Almería.
 
Para ver los vídeos es imprescindible aceptar las cookies de contenido embebido.  ⋅   Configuración Cookies

1. La Catedral-fortaleza: Emplazada en el Casco Histórico de la ciudad, no puedes dejar de visitar la catedral que dió prioridad a un exterior funcional que sirviera para defender la ciudad de los piratas. Con una enorme puerta renacentista y elementos que mezclan distintas corrientes arquitectónicas que dan fe de los tiempos de transición donde se construyó y renovó, es una visita obligada de la ciudad de Almería.

2. Refugios Subterráneos: Esta emocionante serie de conductos y túneles, que originalmente eran más de 4 kilómetros, datan de la Guerra Civil Española y fueron terminados en el año 1938. Utilizados durante el Bombardeo nazi a Almería, durante el franquismo quedaron olvidados y fueron redescubiertos en 2001. Se reabieron al público en 2006 como una atracción turística en creciente apogeo, ya que son los mejor conservados de toda España. Conócelos mediante visitas guiadas de 1 km, accesibles para todo el público.

3. La Alcazaba que reina sobre la ciudad: Con casi mil años de historia esta imponente edificación es de incalculable valor arqueológico, siendo un reflejo de las distintas épocas de la ciudad. Con sus recintos amurallados y una fantástica vista de la ciudad a sus pies, la Alcazaba de Almería da lugar a geniales fotos y recuerdos aún mejores.

4. El Museo de Almería: Reinaugurado en 2006, se trata del museo más importante de la provincia y tiene la mejor colección arqueológica de la región. Puede pasear descubriendo el pasado agrario, militar y religioso de la provincia, relatando los periodos romanos, musulmán y católico. Con decenas de miles de visitantes al año, el Museo cautiva a todos con su magia.

5. Tapeando con los expertos: Son tan importantes la tapas en Almería que no solo las puedes disfrutar con amigos en los diferentes bares, restaurantes y tabernas, sino que incluso puedes contratar visitas guiadas degustando tapas por los bares típicos del casco histórico... para instruirse con gusto.

6. Relajación y confort: Haciendo alarde de su herencia musulmana, Almería cuenta con una importante propuesta de baños árabes que le permitirán relajarse después de las distintas actividades y compras que se pueden hacer en la ciudad. Almería también cuenta con spas y otros establecimientos donde su comodidad es el objetivo.
 
7. La Estación del Ferrocarril: Construido gracias al auge minero del siglo XIX, este bellísimo edificio central con su fachada de cristal y hierro es ante todo funcional, pero no deja de ser un vestigio de la transición de los materiales de construcción tradicionales a una época industrial.

8. El Cable Inglés: La clara importancia de la minería se observa en esta maravilla arquitectónica iniciada en 1902, permitiendo la carga rápida en los barcos del puerto del material procedente de los trenes mineros. El cable ingles sirvió de comunicación directa entre tierra y mar.
 
El Cable Inglés
 
9. La Casa del Cine: Recordando los antecedentes almerienses con el cine desde los inicios del spaghetti western a producciones más recientes, este museo también le rinde tributo a John Lennon, quien vivió una temporada en este particular cortijo mientras filmaba “Cómo gane la guerra”. Con fotografías, disfraces, guiones y proyecciones 3D, la casa del cine le brinda un recorrido por la historia hollywoodense y su vinculación con Almería.

10. La Muralla de Jayrán: Descendiendo desde la Alcazaba llegando al cerro San Cristóbal, el rey Jayrán ordenó la construcción de una muralla en el siglo XI para defender sus dominios. Coronando sus muros se preservan 7 de sus torreones, 4 de ellos de los templarios de Alfonso VII. Más allá de su valor histórico, desde la muralla se pueden tomar unas fotografías geniales de la ciudad y del Mediterráneo.


Compartir Artículo


   

Últimos Artículos