Carros en una mina

Cuevas del Almanzora - Sierra Almagrera

Sierra Almagrera


Muy cerca de la costa mediterránea, concretamente en el municipio Cuevas del Almanzora, al este de la provincia de Almería, un conjunto de montañas pertenecientes a las cordilleras béticas salta a la vista de todos.

Se trata de la Sierra Almagrera, conocida también como la “Tierra de la plata”, por los grandes yacimientos de este mineral que eran explotados en antaño y de los que ahora solo quedan rastros y ruinas que se han convertido en una atracción para los turistas, convirtiéndose en la mayor evidencia de lo que alguna vez fue una tierra llena de prosperidad.

En líneas generales, la Sierra Almagrera es muy pequeña, contando únicamente con unos 8,5 kilómetros de largo por 3 kilómetros de ancho. El pico Tenerife es su punto más alto, con 366 metros sobre el nivel del mar.

La Sierra Almagrera es un lugar con años de historia formada por una multitud de fallas en el fondo marino que provocó el levantamiento de las montañas, cuyos primeros pobladores fueron los pueblos agáricos, cartaginenses, fenicios y romanos.

Todos ellos apostaron por la actividad minera como principal fuente de la economía. A finales del siglo XIX, tras descubrirse el filón Jaroso, la minería cobró tanto auge que al menos 1.760 concesiones mineras fueron otorgadas.
 

Durante esa época, no hubo otra cosa mejor que hacer en la zona de la Sierra Almagrera que trabajar en la explotación del mineral, representando unas extraordinarias ganancias para toda la comarca.

Fue allí donde se desarrollaron las primeras explotaciones argentíferas en España, en las que prevalecieron dos grandes yacimientos, separados el uno del otra por varios kilómetros. Se trata de los yacimientos de plata nativa de las Herrerías y el de Galena Argentífera de Sierra Almagrera.

El trabajo minero originó cambios drásticos en el paisaje durante los siglos XIX y parte del XX. Las áreas verdes propias de las montañas fueron sustituidas por fundiciones, pozos, edificios y rieles por los que atravesaba el ferrocarril que transportaba el material extraído.

En la Sierra Almagrera existen unos 400 kilómetros de galerías, lo que representa un mundo subterráneo que muchos han estudiado para conocer más a fondo lo que fue la actividad que por muchos años se desarrolló en estas tierras almerienses.

Caminando por las cuevas

Para los turistas que deseen adentrarse en las montañas donde alguna vez funcionaron impresionantes minas, existe disponible una ruta de senderismo que los ayudará a conocer la zona de forma segura.

La primera ruta senderista fue creada en 2013 por el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora y comprende 11 kilómetros de recorrido a pie, con un grado de dificultad media-alta.

Durante el trayecto podrás conocer lo que fue el gran patrimonio industrial que en aquella época tuvo una gran rentabilidad y que, hoy por hoy, forma parte de los atractivos turísticos e históricos de Almería.