Roquetas de Mar (Almería)

Poniente Almeriense - Historia

Historia


Desde la prehistoria el Poniente Almeriense ha sido habitado por distintos pueblos gracias a su ubicación estratégica, justo al borde del mar Mediterráneo y a lo pies de la Sierra de Gádor, un hecho que brinda una rica historia que permite definir esta comarca en la actualidad.

Las fuentes literarias sitúan el inicio de su historia en el Neolítico, vinculándolo a la cultura de Los Millares en la Edad de Bronce. Son cuantiosos los hallazgos prehistóricos que evidencian una presencia masiva de personas en toda esta zona, de hecho, existen restos de pueblos ibéros y cerámicas romanas que ratifican la presencia de ambas civilizaciones. Las referencias bibliográficas sitúan la fundación de la ciudad fenicia de Abdera (actual Adra) durante la segunda mitad del siglo VIII a. C.; y la ciudad fenicia de Turan (actual Roquetas de Mar) en el siglo VI a. C.
 
Adra (Almería)
 
De la época romana también existen bastantes restos en la comarca. Adra es de suma importancia en este periodo por su ubicación mediterránea que permite el comercio de pescado y garum. Además, Vergi (Berja), Murgi (El Ejido) y Turaniana (Roquetas de Mar) tienen una marcada historia romana.

La evolución de esta comarca almeriense se produce a la par del resto de la provincia de Almería. Comienza con la llegada musulmana en el año 713 con pobladores bereberes y árabes yemeníes, siendo su aporte inmediato el rediseño del paisaje y método de trabajo agrícola.
 
La etapa de ocupación musulmán se dividió en dos épocas, marcadas por un breve periodo intermedio de presencia cristiana, entre 1147 y 1157, periodo en el que los ejércitos de Alfonso VII invadieron la zona.

Estos diez años son señalados como un franco retroceso para el desarrollo de la región, reanudándose una segunda época musulmana que se extendió hasta el año 1489, momento en que llegan los Reyes Católicos. En 1568 explota la rebelión de Abén Humeya, siendo expulsados los moriscos para repoblar la comarca del Poniente Almeriense con cristianos; no obstante, los rasgos andalusí están presentes en aljibes, baños, castillos, edificios, calles, costumbres, gastronomía y urbanismo en general.

Durante esta nueva etapa la comarca sufre un descenso demográfico y ataques continuados de piratas berberiscos buscando los recursos y riquezas de la zona, hecho evidenciado en la presencia de torres defensivas en todo litoral.

En el siglo XIX es cuando nace un nuevo espacio de prosperidad, basado en el desarrollo de la minería en la Sierra de Gádor, la pesca de almadraba, la industria salinera y la producción de la uva de Ohanes para exportación.
 
El Ejido (Almería)
 
En 1963 fue construido el primer invernadero en la zona y la técnica se extendió por todo el Poniente Almeriense, principalmente en el Campo de Dalías que comprende los municipios de Berja, Dalías, El Ejido, Adra, Roquetas de Mar y La Mojonera.

Esta comarca alberga el “mar de plástico”, conocido así por la gran cantidad de invernaderos que posee. La agricultura intensiva del Poniente Almeriense se basa en un modelo avanzado para el desarrollo agrícola, sustentado en el uso racional del agua y de invernaderos de plástico aprovechando las características del medio ambiente.
 
Esta tierra milenaria y rica en historia que resultó en punto de encuentro entre Oriente y Occidente, ha impulsado el progreso económico de toda la provincia. Hoy por hoy, el Poniente Almeriense es la comarca con mayor población y pilar económico de toda la provincia de Almería gracias a su desarrollada agricultura.