Pulpí - La Geoda Gigante

La Geoda Gigante


La Geoda Gigante de Pulpí es una formación rocosa ubicada en la Mina Rica, cerca de la barriada de Pilar de Jaravía, en la Sierra del Aguilón. También llamada Geoda de Jaravía por su localización, fue descubierta por el Grupo Mineralogista de Madrid en diciembre de 1999.

Esta formación, que se encuentra a casi sesenta metros bajo tierra, tiene forma de huevo y mide 8 metros de longitud por casi 2 metros de ancho, siendo considerada como la más grande de este tipo en Europa y la segunda en el mundo.

Los modelos geológicos indican que esta cueva se formó hace 6 millones de años, durante la crisis salina del Messiniense, periodo en la historia geológica del mar Mediterráneo en el cual la evaporación del agua ocasionó una masiva acumulación de sales y yeso en el fondo.
 

 
 
Se cree que la Sierra de Aguilón fue explorada desde la prehistoria en búsqueda metales, especialmente plata. Los yacimientos que se encuentran en Las Herrerías y la Sierra Almagrera movieron la economía de esas tierras, sin embargo, no es hasta mediados del siglo XIX cuando comienza el desarrollo minero e industrial de la provincia de Almería.

En aquel tiempo grandes empresas invirtieron en la mecanización tanto de la producción como del transporte de mineral, tanto por cables aéreos como por ferrocarriles, exportando el material por vía marítima hasta Inglaterra y Alemania.

La positiva influencia de las explotaciones en la Sierra Almagrera dio pie a iniciar investigaciones en las minas de Pilar de Jaravía ubicadas en Pulpí, cuyas características eran similares. Es así como esa mina acaparó la mayor producción de la comarca durante mucho tiempo, incluso llegó a producir, en los años 60, hasta 6 kilogramos de plata por tonelada de plomo extraída. También, en la Mina Rica exploraron e intentaron explotar mineral de hierro, dolomitas, calizas y hasta cinabrio, pero el vencimiento de las concesiones acabó con esas pretensiones, cerrando la mina y abandonando las instalaciones.

Producto de la actividad minera de esa época, quedaron algunos vestigios de antiguas minas que, en estado ruinoso, han permanecido intactas y al servicio de los investigadores. El resto, han desaparecido por su abandono suponiendo una pérdida invaluable del patrimonio histórico de la región.

Según las investigaciones mineralógicas que se han ejecutado en Pilar de Jaravía, la especie más notable del yacimiento es el yeso, el cual se encuentra en extraordinaria cantidad y del cual se han hallado inusuales cristalizaciones. En consecuencia, hay ausencia de otros minerales, sin embargo, estas cavidades de superficie redondeada originadas por un proceso hidrotermal, contienen abundantes inclusiones de material en láminas con tintes amarillos, anaranjados y marrones, producto de óxidos de hierro y otros materiales arcillosos.
 

 
Tomando en cuenta que la protección de este recurso es un hecho fundamental para su conservación, la Cámara de Diputación de la Provincia de Almería y la Alcaldía de Pulpí suscribieron un acuerdo que hará posible las visitas a este monumento a partir del año 2019, tras una inversión de casi 500.000 euros, tomando en cuenta los cuidados oportunos. En esta visita, tanto el local como el turista, podrá caminar a lo largo de 350 metros de galerías para conocer este majestuoso tesoro geológico y buena parte de la Mina Rica.