Submarinismo

Cabo de Gata - Fondos marinos

Fondos marinos


Los visitantes del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar pueden descubrir algunos de los mejores fondos marinos de todo el mediterráneo, ideales para la práctica del buceo. Las 12.000 hectáreas de reserva marina, correspondientes a una milla marina desde la costa, con más de mil especies entre flora y fauna, son el auténtico tesoro escondido de Cabo de Gata. La composición rocosa y la claridad de sus aguas, de hasta 18-20 metros en óptimas condiciones, convierten esta zona en auténtico paraíso para el buceo contemplativo y fotográfico. Recordar que está totalmente prohibida la pesca submarina y el uso o tenencia de instrumentos que puedan utilizarse para tal fin.

En algunas zonas, como Mónsul o Rodalquilar, podemos disfrutar de esta singular belleza a tan solo un metro de profundidad. No obstante, es a partir de los 5 metros donde los buceadores más experimentados podrán disfrutar de un espectáculo único.
 
Los fondos marinos del Parque Natural son muy variados, encontrándonos fondos de arena, fondos de roca y fondos cubiertos por praderas de Posidonia Oceánica, variando en cada uno de ellos las especies marinas que podemos encontrar.

En los fondos de arena encontramos una gran variedad de fanerógamas marinas que son, más que algas, verdaderas plantas con flores, además de una rica fauna camuflada entre los sedimentos: coquinas, chirlas, cañaillas, jibias, pulpos, erizos de mar, estrellas de mar, cangrejos e infinidad de peces entre los que destacan el salmonete, la herrera y el tordo.
 
Fondo marino en el Cabo de Gata
 
En los fondos de roca encontramos, a poca profundidad, una cubierta vegetal repleta de algas, esponjas, madréporas, anémonas y falsos corales. También encontraremos anélidos, moluscos, erizos, estrellas y peces como el reyezuelo, el verrugallo, el pez verde y la mojarra. A mayor profundidad podremos encontrar meros, morenas y rascacios, los cuales encuentran refugio entre las grietas de las rocas.
 
Posidonia Oceánica 
Y por último, en las praderas de Posidonia Oceánica, auténticas joyas de este Parque Natural, encontramos el lugar de puesta y refugio de abundantes peces, crustáceos y moluscos.

Las praderas de Posidonia Oceánica enriquecen la biodiversidad del medio marino y garantizan su mantenimiento aportando, de manera directa o indirecta, grandes cantidades de materia orgánica aprovechable como alimento por infinidad de seres vivos. Estas praderas pueden observarse a partir de los 15 metros de profundidad, adentrándose en mar abierto.